Aprende español callejeando por Madrid

https://palabraspormadrid.blogspot.com/

Este blog nació con la intención de mantener en contacto con el español a muchos antiguos estudiantes que habían vuelto a sus países. Esos mismos estudiantes me animaron a presentarlo a algún concurso, y en junio de 2013 consiguió el premio al Mejor Blog de enseñanza del español en el II Concurso de Blogs de promoción del español.

 

Artículos en Aprende español callejeando por Madrid

Hace un par de años, en una de mis clases estábamos hablando de la formación de verbos con el sufijo -ear, como lloriquear, pintarrajear, manosear, etc. y mostré a los estudiantes ejemplos de los que puse aquí cuando hablé de este sufijo en la entrada El tapeo. Así, vieron cómo esta manera de formar verbos es muy productiva y los hablantes pueden y suelen inventar nuevos verbos a partir de
Hay una leyenda bastante extendida sobre el uso de las preposiciones en español que dice que no se pueden usar dos preposiciones juntas. Como casi todas las leyendas, tiene algo de verdad (no es frecuente usar dos preposiciones juntas en español), pero una mayor parte de mentira: sí se pueden usar, y se usan en algunos casos. Y lo vamos a ver con fotos que en este caso no son de Madrid, sino de
Osma (Burgos)Nerja (Málaga)Cuando se acerca el 1 de noviembre, los escaparates de los establecimientos se llenan de brujas, telarañas y esqueletos. Y también de carteles como los de las fotos anteriores.La palabra miedo está usada aquí en un doble sentido: por un lado se refiere al miedo que nos provoca todo lo relacionado con la muerte y lo sobrenatural; por otro, se usa la expresión informal 
Hace diez años, el 28 de octubre justamente, publiqué mi primera entrada de este blog. Hoy va a ser una entrada un poco diferente porque te voy a contar sobre todo cosas sobre mí (algo que no suelo hacer).    Desde que supe leer, muy pronto, con menos de cuatro años, acompañaba a mi madre en la lectura de letreros y rótulos que veíamos por las calles. Una manía de mi madre: ir leyendo en alto
Hoy tenemos un título muy sugerente y ambiguo, ¿no? Porque la palabra lengua tiene dos significados... Pero no, la entrada de hoy no es erótica, hablaremos de jugar con el idioma, de los juegos de palabras que encontramos constantemente en las calles para llamar nuestra atención. Y nos vamos a fijar en los mensajes que juegan con los sonidos de las palabras.Hoy voy a usar varias fotos regaladas
Hace unos días un buen amigo me envió esta foto, tomada en la puerta de un colegio:Terán (Cantabria, imagen de Iñaki Goitia) Resulta graciosa porque estamos acostumbrados a todo lo contrario en los carteles de los lugares públicos. Lo que solemos ver normalmente es cerrado por... Por ejemplo, cerrado por boda, cerrado por vacaciones, cerrado por defunción ('muerte'), etc.Y más curioso todavía
He pasado unos días en Ribadesella, un maravilloso pueblo en la costa de Asturias. Este fue el primer mensaje escrito que vi, nada más entrar en la primera calle: Si lees habitualmente este blog, seguro que te resulta familiar ese corazón. Porque es obra del artista urbano El Rey de la Ruina, que tiene tantos corazones con mensajes por todo Madrid. Me gusta la filosofía que hay detrás de este
¿Qué palabra se dice en España cuando se hace una foto de grupo y todo el mundo quiere salir sonriente?La tienes a la derecha de la cámara de fotos:Calle del Espíritu SantoLa usamos, probablemente, porque para decir las tres aes que tiene la palabra patata necesitamos abrir bien la boca.Las patatas, aunque no se conocieron en Europa hasta el siglo XVI, son desde hace tiempo una parte fundamental
No es lo mismo decir que algo (me/te/le/nos/os/les) suena que decir que algo (me/te/le/nos/os/les) suena bien (o mal). Decimos que algo nos suena cuando nos parece que lo hemos visto antes, cuando creemos que lo conocemos o que hemos oído hablar de ello. Por ejemplo, si le digo a alguien Me suena tu cara, quiero decir que me parece que nos hemos visto antes; si me preguntan si conozco a un
Hoy vamos a pasear por algunos usos especiales de las palabras que llamamos posesivos, esas dos series de palabras de las que te hablé en la entrada No puedo ser la mujer de tu vida. Empezamos por este bazar:Calle TeruelHabitualmente, usamos las formas largas (y con acento), como mía, tuyo, suyos, etc., combinadas con otros determinantes (una amiga mía, otro libro suyo, aquellos tíos míos). En

Pages