Anécdotas - Rocío Blasco

Una de animales o "animaladas"
Enviada por Rocío Blasco

Estábamos repasando el vocabulario de los animales en una clase de nivel inicial cuando se me ocurrió que un alumno podía decir el masculino de un animal y los demás contestar diciendo el femenino. Al principio todo iba bien, uno decía "perro" y el resto de la clase contestaba a coro "perra"; "gato", "gata" y así hasta que a un alumno se le ocurrió decir "pollo" y los compañeros, llevados por la emoción del momento, cambiaron la "o" por la "a" y acabaron gritando una palabra que nada tenía que ver con el animal. A mí me entró el ataque de risa y tras explicárselo a los alumnos no sabían si reirse o morirse de verguenza. Ni que decir tiene que nunca he vuelto a hacer ese ejercicio en clase.

  • comentarios
  • Sharecompartir